jueves, 11 de junio de 2009

Mil y una preguntas


hace unos días le mande mensajes y no tardo en hacerme una pregunta...

-Seguís con este chico?, solo pregunto

me pregunto...

-Que le digo Si! no!?

Todo era una mentira, solo lo hice para que sufra un tiempo, pero jamás pensé que por eso iba a dejarme, no pude responder otra cosa.

-No! ya no!

El solo hecho de recordar lo bien que la pasamos juntos y que puedo tenerlo otra vez, hizo que haga lo incorrecto. Pero es ahí donde surgen en mi una pregunta tras otra...

Quiero volver a lo mismo?, me merezco que me trate así?, en verdad quiero estar con alguien que no me ama y se esconde tras una estúpida escusa para no estar conmigo?, solo tengo que ser su amante?. Preguntas sin respuestas o mejor dicho a las cuales no quiero encontrar.

Se que merezco algo mejor, que si el es en mi el hombre de mi vida, por qué yo tengo que ser mucho menos en la suya?

En fin... me dice que lo disculpe por como se comporto pero se sintió mal y se abrió.

A lo cual respondí.

-Es que viste lo feo que es estar del otro lado siendo solo un amante.

Al menos me queda la satisfacción que pudo sentir por unos instantes lo que yo siento hace años aunque nuestra historia no tiene fin y nuestros cuerpos se vuelvan a unir por la pasión y el placer que es tenernos el uno al otro

2 comentarios:

Mona dijo...

Me veía en parte del relato y no lo dudes, LO QUE SIENTAS, ESO TIENES QUE HACER. No te olvides, en esta historia, tu decides y SE INTELIGENTE...

Loli dijo...

La aparición de un tercero siempre potencia el deseo...
nosotras lo sabemos bien...
somos "las terceras"...